AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

Videos filtrados exponen la “nada secreta agenda gay” de Disney para adoctrinar a los niños


Cualquier duda persistente sobre la agenda social de Disney se resolvió el martes con la publicación de extractos filtrados de una “reunión de todes” privada sobre una ley de Florida para prohibir el proselitismo sexual en las escuelas públicas de K-3, en la que varios funcionarios del gigante del entretenimiento declaran abiertamente sus intenciones de inculcar a los niños el dogma LGBTQ + a través de sus proyectos de cine y televisión.

El tema ostensible de la conferencia fue la recién promulgada ley de Derechos de los Padres en la Educación del Estado del Sol, que prohíbe que las escuelas enseñen a los niños desde el jardín de infancia hasta el tercer grado sobre el transgenerismo y otros temas relacionados con la sexualidad, limita las discusiones sobre la sexualidad de los niños mayores a contenidos “apropiados para su edad” y exige que los padres sean informados de cualquier cambio que pueda afectar al bienestar físico, emocional o mental de sus hijos.

Los activistas de izquierda y sus aliados en los medios de comunicación han bautizado engañosamente la ley como “Ley de no decir nada”, presentándola como un ataque de odio contra los profesores y alumnos LGBT y burlándose de la idea de que aborda un problema real, a pesar de los ejemplos de profesores que participan en el activismo LGBT en el aula.


El miembro del Instituto Manhattan Christopher Rufo, más conocido por su papel de líder contra la teoría crítica de la raza en la educación pública, compartió clips de la reunión a través de Twitter.

Entre las revelaciones se encuentran la productora ejecutiva Latoya Raveneau, que presume de una “agenda gay nada secreta” que consiste en “añadir la mariconería” a la programación infantil; el coordinador de producción Allen March, que explica que su equipo tiene un “rastreador” para asegurarse de crear un número suficiente de “personajes no conformes con el género”, “personajes trans canónicos” y “personajes bisexuales canónicos”; la directora de “diversidad e inclusión”, Vivian Ware, explicando que la empresa ha eliminado los términos “damas”, “caballeros”, “niños” y “niñas” de sus parques temáticos para crear “ese momento mágico” para los niños no conformes con el género; y mucho más.

Un clip que ha llamado especialmente la atención muestra a la presidenta corporativa de Disney, Karey Burke, declarando que “como madre [de] un niño transgénero y un niño pansexual”, apoya tener “muchos, muchos, muchos personajes LGBTQIA en nuestras historias” y quiere que al menos la mitad de los personajes de la compañía sean LGBTQIA y de minorías raciales.


En otra parte de la conferencia, una de las socias del activismo externo de Disney, Nadine Smith, del grupo de izquierdas Equality Florida, dice falsamente a los empleados LGBT de Disney que el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, y su principal portavoz, Christina Pushaw, quieren “borraros, “criminalizar vuestra existencia” y “quitaros a vuestros hijos”.

Además de las tergiversaciones implícitas sobre el propósito y los efectos de la nueva ley, la acusación es irónica a la luz del hecho de que Pushaw fue una de las varias figuras conservadoras que generaron controversia en la derecha a principios de este mes por ofrecer felicitaciones al anuncio del experto conservador gay Dave Rubin de que él y su “marido” habían encargado la concepción de dos hijos para sí mismos a través de la subrogación.

Disney, que en su día fue una institución cultural unificadora, ha introducido en los últimos años una política de izquierdas en el ejército de propiedades de entretenimiento que posee, desde apaciguar las demandas de “representación” LGBT en el Universo Cinematográfico de Marvel hasta despedir y difamar públicamente a la ex actriz conservadora de Star Wars Gina Carano. Disney también ha introducido temas LGBT en diversos medios de comunicación para niños, más recientemente con la confirmación de un beso entre personas del mismo sexo en la próxima película de Toy Story Lightyear.

La postura de Disney en contra de la ley de Florida se produce después de la revuelta de los activistas de izquierda de la empresa, que organizaron paros en protesta por la reacción inicial de Disney ante la ley. Mientras tanto, los empleados más conservadores de Disney han publicado una carta abierta anónima en la que denuncian el clima interno de hostilidad de la empresa hacia “aquellos de nosotros cuyas opiniones políticas y religiosas no son explícitamente progresistas”.

DeSantis, por su parte, ha respondido con desafío, tachando a Disney de hipócritas “fundamentalmente deshonestos” que “no controlan este estado”.

“Saben qué, si nosotros… pusiéramos en el proyecto de ley que no se permitía tener un plan de estudios que discutiera la opresión de los uigures en China, Disney lo habría apoyado en un segundo”, dijo DeSantis, una referencia al enfoque mucho más suave de la compañía hacia el gobierno chino y su tratamiento mucho más duro de los grupos minoritarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias