AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

Los datos de UK muestran que los niños tienen hasta 52 veces más probabilidades de morir después de la vacunación que los no vacunados


Los niños tienen hasta 52 veces más probabilidades de morir tras la vacunación que los niños que no han recibido la vacuna, según los datos oficiales de la Oficina de Estadísticas de Reino Unido (ONS) de los que se han hecho eco nuestros compañeros disidentes de mpr21. En diciembre la ONS publicó un conjunto de datos que contenía detalles de las “muertes por estado de vacunación en Inglaterra” desde el 1 de enero al 31 de octubre del año pasado, pero sólo incluyeron los datos de los grupos de edad mayores de 18 años.

También agruparon a todos los adultos jóvenes, lo que significa que las tasas de mortalidad se calculan para las personas de 18 a 39 años, un total de 22 años. Pero para todos los demás grupos de edad, las tasas de mortalidad se calculan para un total de 10 años: de 40 a 49, de 50 a 59…

Sin embargo, las tablas proporcionan suficientes detalles sobre las muertes de niños y adolescentes por estado de vacunación para calcular las tasas de mortalidad, asegura el diario The Exposé.


La ONS proporciona una tasa de mortalidad estandarizada por edad por cada 100.000 personas-año, en lugar de por cada 100.000 habitantes. Eso se debe a que el tamaño de cada población con estado de vacunación cambia a lo largo del tiempo, ya que los no vacunados pasaron a la categoría de una dosis y los vacunados de una dosis pasaron a la categoría de dos dosis a lo largo del año.

De este modo, se obtiene un cuadro mucho más preciso de las tasas de mortalidad porque se tiene en cuenta tanto el número de personas como el tiempo que una persona ha estado en cada estado de vacunación.

Entre el 2 de enero y el 31 de octubre de 2021, se registraron 96 muertes entre jóvenes de 10 a 14 años no vacunados y 160 muertes entre jóvenes de 15 a 19 años no vacunados.


La ONS calculó que los años-persona entre los jóvenes de 10 a 14 años no vacunados durante este periodo eran 2.094.711, mientras que calculó que los años-persona entre los jóvenes de 15 a 19 años no vacunados durante este periodo eran 1.587.072.

Para calcular la tasa de mortalidad por 100.000 años-persona, basta con dividir los años-persona por 100.000 y, a continuación, dividir el número de muertes por la respuesta a esta ecuación. Así, para los niños de 10 a 14 años, el cálculo es el siguiente:

2.094.711 (años-persona) / 100 000 = 20,94711
96 (muertos) / 20.94711 = 4,58

Por lo tanto, la tasa de mortalidad por 100.000 personas-año para los niños de 10 a 14 años no vacunados es de 4,58 muertes por 100.000 personas-año entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 21. Utilizando la misma fórmula, encontramos que la tasa de mortalidad de los jóvenes de 15 a 19 años no vacunados es de 10,08 muertes por cada 100.000 personas-año.

Los datos de la ONS muestran que entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 21, los niños de 10 a 14 años tenían estadísticamente 10 veces más probabilidades de morir que los niños no vacunados, y los adolescentes de 15 a 19 años tenían estadísticamente 2 veces más probabilidades de morir que los adolescentes no vacunados.

Pero son las cifras de los doblemente vacunados las que realmente asustan.

Los datos de la ONS muestran que entre el 1 de enero y el 31 de octubre de 21, los adolescentes de 15 a 19 años tenían estadísticamente 3 veces más probabilidades de morir que los adolescentes no vacunados, pero los niños de 10 a 14 años tenían estadísticamente 52 veces más probabilidades de morir que los niños no vacunados, registrando una tasa de mortalidad de 238,37 por cada 100.000 personas-año.

Pero, además, la tasa de mortalidad no vacunada entre los 10 y 14 años incluye a los niños de 10 y 11 años que no pueden ser vacunados.

Si bien las tasas de mortalidad por vacunación no incluyen a los niños de 10 y 11 años porque no podían ser vacunados en ese momento, el JCVI recomendó recientemente, el 22 de diciembre de 21, que a los niños de 5 a 11 años considerados de alto riesgo se les ofreciera la vacuna.

Por lo tanto, si las inyecciones no causaran una muerte prematura en los niños, en realidad esperaríamos ver una tasa de mortalidad menor entre la población vacunada que la tasa de mortalidad entre la población no vacunada, no una tasa de mortalidad similar, y ciertamente no una tasa de mortalidad 52 veces mayor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias