AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

La OMS emite una alerta por una nueva forma de hepatitis que afecta a niños. Podría ser causada por la vacuna Covid


La Organización Mundial de la Salud ha emitido una alerta mundial sobre una nueva forma de hepatitis aguda grave (inflamación del hígado) de causa desconocida que afecta a niños previamente sanos en el Reino Unido, España e Irlanda.

Esto ha provocado que la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido haya anunciado que ha iniciado una investigación urgente.

Dado que los tres países ya ofrecen y administran la inyección Covid-19 de Pfizer a niños de tan solo 5 años; y que el Reino Unido ha concedido discretamente la aprobación de uso de emergencia de la vacuna para niños de entre 5 y 11 años en diciembre de 2021, este es el primer lugar en el que deberían mirar.


Porque el propio estudio de Pfizer demuestra que el ARNm de la vacuna se acumula en el hígado causando hepatitis.

Por The Expose y Guy Hatchard

El 15 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta mundial sobre una nueva forma de hepatitis aguda grave de etiología (causa) desconocida que ha afectado a niños previamente sanos en el Reino Unido durante el último mes. También se han notificado casos en España e Irlanda. Las pruebas han excluido todos los virus de la hepatitis conocidos anteriormente. Hasta ahora se han detectado 74 casos, y se esperan más. La alerta de la OMS dice:


“El síndrome clínico en los casos identificados es de hepatitis aguda con enzimas hepáticas marcadamente elevadas, a menudo con ictericia, a veces precedida de síntomas gastrointestinales, en niños principalmente de hasta 10 años. Algunos casos han requerido el traslado a unidades hepáticas infantiles especializadas y seis niños han sido sometidos a un trasplante de hígado. Hasta el 11 de abril, no se ha notificado ninguna muerte entre estos casos y se ha detectado un caso vinculado epidemiológicamente”.

El anuncio se produce después de que la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) detectara recientemente tasas de inflamación del hígado (hepatitis) más altas de lo habitual en los niños. También se están evaluando casos similares en Escocia.

La hepatitis es una enfermedad que afecta al hígado y puede producirse por diversas razones, entre ellas varias infecciones víricas comunes en los niños. Sin embargo, en los casos investigados no se han detectado los virus comunes que causan la hepatitis.

Los síntomas de la hepatitis incluyen:

  • orina oscura
  • caca pálida y de color gris
  • picor en la piel
  • coloración amarillenta de los ojos y la piel (ictericia)
  • dolor muscular y articular
  • temperatura elevada
  • sentirse y estar enfermo
  • sentirse inusualmente cansado todo el tiempo
  • pérdida de apetito
  • dolor de barriga

La OMS habló de un posible papel del virus Covid-19 en el brote:

“En varios casos se han detectado coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo tipo 2 (SARS-CoV-2) y/o adenovirus. En el Reino Unido se ha observado recientemente un aumento de la actividad del adenovirus, que circula junto con el SARS-CoV-2, aunque el papel de estos virus en la patogénesis (mecanismo por el que se desarrolla la enfermedad) aún no está claro….”.

“Aunque algunos casos dieron positivo para el SARS-CoV-2 y/o el adenovirus, debería realizarse una caracterización genética de los virus para determinar cualquier asociación potencial entre los casos”.

Hay otras causas posibles de hepatitis:

Entre ellas están la hepatitis autoinmune y la hepatitis que se produce como resultado secundario de vacunas, medicamentos, drogas, toxinas y alcohol.

La hepatitis autoinmune es una enfermedad que se produce cuando el cuerpo produce anticuerpos contra el tejido hepático.

Se sabe que las afecciones autoinmunes están asociadas tanto a la infección vírica Covid-19 como a la vacunación Covid-19.

Un documento de informes de casos publicado en PubMed en septiembre de 2021, titulado Auto-immune hepatitis following COVID Vaccination, describió dos casos de hepatitis autoinmune tras la vacunación con Covid-19. 

Todavía no se ha investigado la vacunación con Covid-19 como posible factor de complicación en el desarrollo de la nueva forma de hepatitis, pero es el primer lugar donde deberían buscar.

Se suponía que la proteína de espiga de la vacuna Covid-19 quedaría en el lugar de la inyección y duraría hasta varias semanas como otras proteínas producidas en el cuerpo.

Pero, como todos sabemos, las suposiciones nos dejan en ridículo, y el propio estudio de Pfizer demuestra que no es así y que las proteínas de espiga circulan por el cuerpo tras la vacunación con ARNm Covid-19, y la mayor concentración acaba en el hígado.

“La mayor concentración media fuera del punto de inyección se observó en el hígado, con valores de 27,916 μg equiv. de lípido/g (equivalente al 21,5 % de la dosis) en los hombres y 30,411 μg equiv. de lípido/g (equivalente al 18,4 % de la dosis) en las mujeres”.

El estudio de biodistribución de la vacuna de Pfizer realizado por la agencia reguladora japonesa muestra que el contenido de la inyección de Covid-19 viaja desde el lugar de la inyección, a través del torrente sanguíneo, y acaba en varios órganos como el hígado, el bazo, las glándulas suprarrenales y los ovarios durante al menos 48 horas después de la inyección.

En los animales que recibieron la inyección de BNT162b2, se observaron efectos hepáticos reversibles, como el agrandamiento del hígado, la vacuolización, el aumento de los niveles de gamma-glutamil transferasa (γGT) y el aumento de los niveles de aspartato transaminasa (AST) y fosfatasa alcalina (ALP). Según los investigadores, los efectos hepáticos transitorios inducidos por los sistemas de administración de PNL se han notificado anteriormente [fuente].

Este fue el motor que impulsó a Aldén, y a otros del Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Lund, a examinar el efecto del BNT162b2 en una línea celular de hígado humano in vitro y a investigar si el BNT162b2 puede transcribirse inversamente en el ADN a través de mecanismos endógenos. Publicaron su trabajo en Current Issues of Molecular Biology.

Los autores del trabajo descubrieron que cuando el ARNm de la vacuna de Pfizer entra en las células del hígado humano, provoca que el ADN de la célula, que está dentro del núcleo, aumente la producción de la expresión del gen LINE-1 para fabricar ARNm.

El ARNm sale entonces del núcleo y entra en el citoplasma de la célula, donde se traduce en la proteína LINE-1. Un segmento de la proteína, denominado marco de lectura abierto-1, u ORF-1, vuelve a entrar en el núcleo, donde se une al ARNm de la vacuna y se transcribe de forma inversa en ADN de espiga.

Al realizar el estudio también encontraron proteínas de espiga expresadas en la superficie de las células del hígado que, según los investigadores, pueden ser el objetivo del sistema inmunitario y posiblemente causar hepatitis autoinmune, ya que “ha habido informes de casos de individuos que desarrollaron hepatitis autoinmune después de la vacunación BNT162b2”.

Los autores se referían al primer caso notificado de una mujer sana de 35 años que desarrolló hepatitis autoinmune una semana después de su primera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer. Esto condujo a la realización de un estudio en el que los autores concluyeron que existe la posibilidad de que “los anticuerpos inducidos por la vacunación también puedan desencadenar afecciones autoinmunes en individuos predispuestos”.

Los investigadores Bril y otros (2021) descubrieron que “los casos graves de infección por SARS-CoV-2 se caracterizan por una desregulación autoinflamatoria que contribuye al daño tisular”, de la que parece ser responsable la proteína spike del virus. También informaron de que la histología revelaba la presencia de eosinófilos, que se observan con más frecuencia en las lesiones hepáticas inducidas por fármacos o toxinas, aunque también pueden encontrarse en casos de hepatitis autoinmune.

Argumentaron que “también es posible que estemos en presencia de una lesión hepática inducida por la vacuna con características de hepatitis autoinmune [….] síntomas desarrollados 6 días después de la vacunación, lo que instintivamente parece un período de tiempo corto. Sin embargo, en informes anteriores se han observado períodos de latencia después de la vacunación de sólo días”.

Nos preguntamos si Chris Whitty podrá dormir por la noche una vez que la UKHSA demuestre que la inyección de Covid-19 es la culpable de este repentino aumento de la hepatitis entre los niños. Después de todo, ni un solo niño habría recibido la inyección de Covid-19 si no fuera porque el Director Médico de Inglaterra anuló el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización que había concluido previamente que los beneficios no superan los riesgos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias