AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

EE.UU | Abogados alertan de un aumento en las llamadas de ayuda por parte de familiares de ‘pacientes Covid’ hospitalizados


Los abogados de todo el país norteamericano informan de un aumento alarmante en las llamadas de ayuda de familias de pacientes hospitalizados ‘con COVID-19’.

Algunos dicen que han hablado con familiares que fueron arrestados después de intentar visitar a un ser querido o hablar con un médico tras que se interrumpiera la comunicación con el hospital.

Los abogados le contaron a The Epoch Times sobre una amplia variedad de casos de abuso, incluidos hospitales que impiden las visitas de familiares, no brindan nutrición y líquidos, y obligan a los pacientes a aceptar tratamientos que ya habían rechazado varias veces, como que se les coloque un ventilador.


El abogado de Gainesville, Florida, Jeff Childers, está tan alarmado por los casos que ha visto que publicó un tutorial en línea con consejos sobre cómo navegar por las legalidades que rodean a la hospitalización ‘con COVID-19’.

Childers advierte que no es médico y que no está ofreciendo consejos médicos.

Cuando su oficina recibe llamadas de familiares preocupados, el paciente en cuestión ya está conectado a un ventilador y la familia está desesperadamente preocupada por el tratamiento.


“En muchos casos, los hospitales se han negado a dar de alta al paciente, citando su condición inestable, lo que significa que en algún momento puede volverse imposible salir del COVID express”, escribió Childers en su blog.

“Las quejas más comunes que recibimos incluyen que se presiona a los pacientes para que acepten Remdesivir, que se les ha administrado Remdesivir a pesar de que se opusieron, o que el hospital no administrará tratamientos alternativos ampliamente utilizados a pesar de que el paciente está en estado crítico donde los efectos secundarios son menos riesgosos que la muerte inminente.

Personalmente, he visto hospitales gastar decenas de miles de dólares en abogados para mantener a los pacientes en sus instalaciones”.

Childers fue uno de los abogados que se enfrentó a la Mayo Clinic de Florida en los tribunales con la esperanza de ayudar a la familia de Daniel Pisano a probar medicamentos que creían que lo ayudarían. Los abogados de Mayo Clinic se defendieron enérgicamente.

La familia Pisano también había tratado de hacer arreglos para trasladar al abuelo y empresario de 70 años a un hospital donde pudiera recibir los medicamentos que un médico externo había dicho que podrían salvarlo.

Pisano falleció mientras la familia aún luchaba por obtener medicamentos alternativos para él.

“Yo lo llamo secuestro médico”, dijo Childers. “Esto no ha terminado ni mucho menos”, agregó, en alusión a la continuación de la lucha con Mayo Clinic.

Mayo Clinic Florida no ha respondido a las repetidas solicitudes de comentarios sobre el caso y los abogados del hospital pidieron a los jueces en múltiples ocasiones que sellaran documentos que revelarían sus argumentos.

En otro hospital en Naples, Florida, arrestaron a dos hermanas cuando llegaron a las instalaciones en busca de una visita con su padre o una conversación con su médico, dijo Jim Boatman, un abogado, a The Epoch Times. El hospital dejó de responder a las solicitudes de la familia de actualizaciones sobre su ser querido cuando comenzaron a preguntar sobre tratamientos alternativos, dijo Boatman.

Al final, las mujeres, que pasaron un tiempo breve en la cárcel por el delito, decidieron que pondrían en riesgo el cuidado de su padre si presentaban una demanda, dijo Boatman a The Epoch Times.

La abogada Esther Bodek en Aurora, Colorado, también sabe de familiares de un paciente que fueron arrestados cuando se interrumpieron las comunicaciones con un hospital. Ella dice que las solicitudes de familias de pacientes ‘con COVID-19’ se han inundado desde noviembre.

“Es traumatizante”, dijo Bodek, “porque es un nivel de abusos de los derechos civiles que nunca he encontrado en toda mi vida”.

Caso tras caso, ha visto un patrón de separar a los pacientes COVID de sus familias y restringir las visitas. “Y durante ese período de tiempo suele ser cuando se administra el remdesivir”.

Algunas familias que acuden a ella en busca de ayuda a menudo se oponen enérgicamente al tratamiento con remdesivir. Obviamente quieren desesperadamente probar cosas que el hospital no permite pero que se ha demostrado que son efectivas, como ivermectina y vitaminas. Parte de un protocolo popular utilizado por médicos independientes en todo el país y por personas que se tratan en casa.

Bodek ha luchado muchas veces para obtener esos medicamentos como último esfuerzo para salvar a un paciente. Dijo que la resistencia que enfrenta cuando trata con los hospitales es enloquecedora.

“Cualquier pregunta sobre el tratamiento genera una combatividad inmediata [por parte del personal del hospital], por lo que he visto en el patrón de nuestros casos”, dijo.

Ha tenido clientes a los que se les negaron líquidos y nutrición hasta el punto de casi morir de hambre. Desde que tomó esos casos trabaja día y noche los siete días de la semana.

El fin de semana, “estaré al teléfono y hablando con alguien llorando”, dijo. “El hospital les dice que quieren desconectarse y están tratando de tomar una decisión. El médico dice: ‘Vamos a quitarle el soporte vital ahora’. Y he tenido que decir ‘¡No! ¡Esa no es su elección!’”

Uno de sus clientes trabaja en facturación en un hospital y le dijo que los hospitales reciben un pago de bonificación de $17,000 del gobierno federal por cada paciente ‘con COVID-19 confirmado’, dijo Bodek. Se hace un pago de bonificación de $37,000 por cualquier paciente que use un ventilador, según ese cliente, dijo Bodek.

“Y ella trabaja en la facturación del hospital, así que ella lo sabría”, agregó Bodek.

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) no han respondido a las solicitudes de detalles sobre los pagos realizados a hospitales para el tratamiento de pacientes que supuestamente tienen COVID-19.

El consejo de Bodek: “Manténgase fuera del hospital, pase lo que pase. Y si sucede que lo ingresan, haga que se escriba inmediatamente un poder notarial médico para decir no al remdesivir”.

Está estudiando la posibilidad de presentar demandas por violaciones de los derechos civiles si las denuncias de negligencia médica no funcionan.

“Estoy decidido a encontrar una manera de detener este abuso”, dijo Bodek. “Esta es definitivamente una pelea a la que no nos vamos a rendir”.

El abogado de Omaha, Nebraska, Gerard Forgét, que se especializa en fideicomisos y sucesiones, se puso en contacto con The Epoch Times con la esperanza de ofrecer un consejo similar a los lectores.

Los hospitales a menudo piden a los pacientes que ingresan que firmen una directiva de atención médica o un testamento en vida que indique, por adelantado, las decisiones sobre si deben o no recibir soporte vital.

Aconsejo a los clientes que no hagan esto”, dijo Forgét. La firma de uno de esos documentos “otorga a su médico una autoridad que reemplaza a su cónyuge u otros miembros de la familia. ¡Esto puede producir resultados trágicos!”

Darle a un médico ese poder significa que él o ella puede retirar el soporte vital sin consultar a la familia, dice. «¡La firma que le da permiso a su médico para matarlo!»

Los problemas en el cuidado de la salud tardarán mucho tiempo en corregirse, dijo Childers.

“La bendición es que el COVID ha expuesto los problemas” en el cuidado de la salud, agregó. “No fueron creados por el COVID. el COVID nos mostró dónde están”.

Como muchos de nuestros lectores sabrán a estas alturas, este no es un caso aislado de Estados Unidos, sino que se ha visto ampliamente en numerosos países desde la llegada del Covid.

🔎 | Fuente Traducido por elnuevoarca.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias