AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

Belpietro: «El truco para enmascarar las muertes por vacunas». Ricciardi da Fazio: noticias falsas y tendenciosas


Una evaluación encontró que Camilla, de 18 años, murió después de la inyección. Sin embargo, dado que su corazón dejó de latir después de 16 días, Aifa no lo tiene en cuenta. Y así sucedió en docenas de otros casos.

Hace unos días anunciábamos el informe de Aifa dedicado a los efectos adversos de la vacuna. Entre los muchos aspectos que hemos tratado, describiendo los resultados del estudio, hay uno que requirió una investigación adicional. De hecho, analizando los criterios con los que se evaluaron las muertes, no solo nos dimos cuenta de que un tercio de las muertes se eliminaron con el término “causas indeterminadas o inclasificables” y otro tercio se canceló porque el algoritmo de la Agencia Italiana de Medicamentos no lo hizo. encontrar un nexo causal entre la punción y la muerte, pero entre los 22 casos confirmados de víctimas tras la inyección solo había octogenarios y no una dieciochoañera como Camilla Canepa. Creo que todos recuerdan la trágica historia de esta chica de Chiavari, que se presentó en las jornadas de vacunas, recibiendo una dosis de Astrazeneca. A los pocos días de la administración, la joven comenzó a sentirse enferma. Dolor de cabeza y dificultades visuales, pero en el hospital de Lavagna al que se dirigía nadie se preocupó, mandándola de vuelta a casa. Como resultado, unos días después la situación empeoró y la joven de 18 años fue hospitalizada, donde entró en coma. Murió unos diez días después, más de dos semanas después del día en que hizo fila para recibir la vacuna. Un peritaje de la Fiscalía constató que la niña no padecía ninguna patología, es decir, estaba sana, y no tomaba otros fármacos que pudieran interactuar con la inyección recibida. Por lo tanto, su muerte es “razonablemente para referirse a los efectos adversos de la vacunación”. Lo escriben los peritos de la Fiscalía de GénovaLuca Tajana y Franco Piovella , en las 74 páginas del informe entregado a los fiscales Francesca Rombolà y Stefano Puppo , en el que analizan las causas de la trombosis cerebral por falta de plaquetas que provocó la muerte de Camilla. Sin embargo, al haber fallecido a los dieciséis días de haber recibido la dosis de Astrazeneca, el joven de dieciocho años no pasa a formar parte del historial clínico constatado por AIFA.

Traducido en pocas palabras, murió demasiado tarde para ser considerada una víctima de la vacuna. De hecho, el algoritmo de la Agencia Italiana de Medicamentos solo tiene en cuenta las muertes que ocurrieron dentro de los 14 días, entonces eso es suficiente. Esto se explica por las notas al margen del estudio que limitan las muertes tras la inyección a 22. “De hecho, se excluyeron 223 informes porque la muerte se produjo más allá de las dos semanas o porque no fue posible calcular el intervalo de tiempo entre la vacunación y la muerte”. Lo digo mal, pero la crudeza es consecuencia de la indignación: si uno no se apresura a morir, pero su cuerpo resiste en coma un par de semanas, aunque se sintiera mal un segundo después de ser vacunado, en el Aifa ni siquiera considera su muerte entre las provocadas por la vacuna. La decisión es el resultado de un algoritmo calculado por los científicos de la Agencia Italiana de Medicamentos sobre los datos referentes a períodos anteriores. En la práctica, después de 14 días, quien fallece no tiene derecho a ser considerado víctima de la vacuna. Si bien el perito dice que la causa de la muerte es esa y solo eso, según las estadísticas una joven de 18 años, en pleno estado de salud, sin enfermedades previas y sin otras causas aparentes, no murió por una reacción adversa a la picadura anti covid.


¿Te suena loco? Sí, yo también. Efectivamente, me parece más que una locura: me parece criminal, porque es cierto que las vacunas han salvado y salvan muchas vidas, pero si contribuyen a quebrar aunque sea una de ellas no hay Aifa a la que le importe: nadie se puede esconder. o minimizar la muerte de una muchacha.

Entre las locuras que tengo que registrar estos días, hay una que concierne al servicio público, esa es Rai a la que, lo recuerdo para los que lo hayan olvidado, todos los años pagamos junto con la factura de la luz (gracias Matteo, Renzi obviamente ) también la tarifa. El domingo, en la transmisión de ese hermanito de Fabio Fazio , aquel que finge hacer preguntas en cambio despliega solo una alfombra roja sobre la que las respuestas pueden correr una pasarela, ese Walter Ricciardi , ya tristemente conocido por una serie de tonterías difundidas en el lapso de los últimos dos años. Él, que aún parece ser un escuchado asesor del ministro de Salud, Roberto Speranza, sin sonrojarse, dijo que “los pases verdes básicamente nos permiten atender ambientes cerrados, que son los de mayor riesgo, de manera segura, teniendo la certeza de que los que están cerca de nosotros no se contagian y que por supuesto no nos pueden contagiar a nosotros”. A estas alturas hasta las piedras saben que todo esto no es cierto (el príncipe Carlos, vacunado con el refuerzo, que contagia a su esposa Camila, duquesa de Cornualles, también provisto de una tercera dosis, docet). En un país normal, un tipo que sale a la tele a decir mentiras, al día siguiente lo acompañan hasta la puerta y un servicio público que debe dar la información correcta le pide disculpas. En cambio, estoy seguro de que Ricciardi permanecerá en su lugar, impune, y Fazio, junto con el servicio público, harán como si no pasara nada. ¿Y quién se infectará en un ambiente interior, estando seguro de que quien está cerca de él no está infectado y “por supuesto no puede infectarlo”, quién se lo agradecerá? Ricciardi ? Facio ? Rai? ¿O buscará directamente una compensación de los tres por difundir noticias falsas y peligrosas?

de Maurizio Belpietro – La verdad



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias