AYúdanos a mantener el servidor

el nuevo arca

Certificados De Exención y Más

Australia lanza un programa de 1.000 millones de dólares para “vacunar” a los bebés y a los niños pequeños contra el coronavirus


El gobierno australiano ha ampliado su despliegue nacional de vacunas contra el coronavirus Wuhan (COVID-19) para incluir 1.000 millones de dólares de financiación adicional para inyectar a niños pequeños y bebés.

Aunque el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización (ATAGI) sólo ha recomendado las inyecciones para los niños de cinco años en adelante, los políticos australianos han decidido que ellos conocen mejor lo que necesitan los sistemas inmunitarios de los más pequeños.

“La pandemia mundial no ha terminado”, declaró el tesorero Josh Frydenberg, autoproclamado experto en inmunología, durante un reciente discurso sobre el presupuesto.


Hasta ahora, ningún país del mundo ha aprobado las vacunas contra la gripe Fauci para los niños menores de cinco años. Australia sería el primero en hacerlo, y se apoyaría en una ampliación del sistema de seguros médicos del país.

Una vez finalizados los ensayos internacionales, Australia planea apresurarse a poner el mayor número de vacunas en el mayor número posible de brazos pequeños, lo antes posible.

En el presupuesto australiano se han asignado otros 4.200 millones de dólares para otras medidas en curso contra la plandemia, entre las que se incluyen “tratamientos” para los pacientes y apoyo a los médicos de cabecera (GP), a los cuidadores de ancianos y a los hospitales.


Se comprarán más equipos de protección personal (EPP) y pruebas rápidas de antígenos y se enviarán a todo el país, llenando los bolsillos de los fabricantes de estos artículos.

Millonario ‘gasto sanitario’

Se han designado otros 69 millones de dólares que se gastarán a lo largo de dos años para el plan nacional contra el virus de la encefalitis japonesa, que incluye la compra de 135.000 dosis de vacunas contra esta enfermedad.

El gasto sanitario total para el ejercicio 2022-23 ascenderá a 105.900 millones de dólares, lo que supone el 16,8% del gasto total de Australia. En realidad, esta cifra es inferior a los 111.500 millones del pasado ejercicio, cuando se destinó más dinero a las medidas de “respuesta de emergencia” de COVID.

Un total de 333 millones de dólares se destinan a planes de “salud de la mujer”, junto con 6,6 millones de dólares para la cirugía de reparación de lesiones abdominales tras el embarazo. Anteriormente, este procedimiento se consideraba cosmético, aunque no hacerlo deja a las mujeres con dolor.

Otras medidas incluyen la financiación de productos farmacéuticos más baratos, dinero para aumentar la “investigación” del cáncer y otras asignaciones para el cuidado de los ancianos.

Sin embargo, la pieza más grande e inquietante del presupuesto son esos 1.000 millones de dólares en efectivo para las vacunas infantiles COVID, con las que Australia quiere hacer historia al ser la primera del mundo en suministrar su contenido a niños pequeños, lactantes y bebés próximos a nacer.

Es importante tener en cuenta que un estudio del pasado otoño descubrió que nueve de cada diez mujeres embarazadas que toman las “vacunas” COVID acaban perdiendo a sus bebés durante el primer trimestre.

Uno pensaría que esto podría disuadir a las “autoridades” de intentar imponer las mismas vacunas a los bebés que consiguen salir del útero. ¿Quizás el objetivo es eliminar a ese niño restante de cada 10 que consigue llegar a este mundo malvado?

Otra cosa que sugiere que este plan es un error es el hecho de que los niños tienen un cero por ciento de posibilidades de morir de COVID. En otras palabras, los niños y los bebés no necesitan ninguna inyección química para llevar una vida sana, vibrante y sin COVID.

“Esto es aterrador”, escribió un lector en The Age. “Mis dos hijos han tenido COVID (3 y 5 años) y no fue nada comparado con otros virus que han traído a casa desde el preescolar”.

“¿Por qué iba a arriesgarse cualquier padre a la enorme lista de efectos secundarios y lesiones que se están conociendo ahora? Los riesgos potenciales superan con creces cualquier ecuación de beneficio potencial”.

Otro estuvo de acuerdo, señalando que es “preocupante” reflexionar sobre los posibles efectos secundarios que sufrirán los niños pequeños y los bebés a causa de este programa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Infórmate, Cuestiona, Escúchate Se Fuerte, Imparable No te vacunes, Reciste La verdad Nos Hará Libres Libres hasta el final

Comunicado A nuetros Herman@s

Por La Vida, Por El Futuro, Por los Niños, Por nuestra Libertad, Seguirémos adelante, hasta el final.

Somos uno de los pocos servidores del PERÚ que no se vende ante nadie no somos criminales, la libertad y la vida no tiene precio, Cualquier aporte es recibido con muchísimo agradecimiento. Att: El Equipo de El Nuevo Arca

Tu apoyo nos ayuda a continuar

gracias